No ocurrirá un "desconcierto extremo" en Perú tras el inicio del 'tapering'

El anuncio de la reducción del estímulo monetario de EE.UU. fue “atinado y razonable”, explicó Juan José Marthans. No habrá un perjuicio contra la bolsa y la dinámica de flujo de capitales, pues el mercado ya asimiló la decisión.

El anuncio del recorte del estímulo monetario de Estados Unidos (‘tapering’) no causará “un desconcierto extremo” en el Perú, pues los mercados globales ya asimilaron previamente esta situación, explicó Juan José Marthans, catedrático del PAD de la Universidad de Piura.

“La reducción no generará mayor perjuicio en la estructura de tasas de interés, el comportamiento de bolsa y la dinámica de flujo de capital en el frente norteamericano, ni una suerte de desconcierto extremo sobre el frente latinoamericano, concretamente en Perú”.

Respecto al impacto sobre el dólar, Marthans previó que continuará la volatilidad, “pero con tendencia a disminuir, en la medida que el estímulo se desarticulará progresivamente”, y es probable que el dólar gane terreno con respecto al sol”.

Sostuvo que un corte de 10 mil millones de dólares del programa de 85 mil millones de dólares “es bastante atinado y razonable”, y “ya ha sido incorporada por los agentes económicos de Perú y del mundo, así que no habría ningún efecto no deseado”.

Marthans dijo que los bancos centrales de la región, incluido el de Perú, están limitados para sobreponerse a la tendencia mundial. “Quién está determinando el tipo de cambio, el comportamiento de la bolsa y la actividad económica es lo que viene aconteciendo en Europa y Estados Unidos. Las decisiones del presidente de la FED son las que están determinando todo”, dijo.

Buscando un “gatillador”
Para Marthans, ahora la preocupación está en que Estados Unidos cambie el “gatillador” que guíe la reducción gradual del estímulo monetario. En su análisis, la tasa de desempleo no refleja la reactivación de la economía norteamericana, por lo que debe virar hacia la tasa de empleo abierta.

La tasa de desempleo solo cuantifica a las personas con capacidad de trabajar que dejan de buscar un puesto laboral y el indicador cae, pero no crece la tasa de empleo -explicó-. Entonces, no significa que la economía estadounidense esté por buen camino.

“Van a tener que cambiar su indicador clave de tasa de desempleo a tasa de empleo abierta. Si esta última crece, ello será una muestra clara de que Estados Unidos está reactivándose y continuará el recorte del estímulo”.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Te lo cuento fácilAlumnos de la Universidad del Pacífico

La crisis política agrava la crisis económi...

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

El dilema de las redes sociales

Innovación, sinergias y crecimientoInstituto Crecer

El reto institucional y desarrollo territoria...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Redistribución del ingreso para el crecimien...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO