Pura Vida: Autoridades de Bolivia evalúan si producto de Gloria cumple lo indicado en etiquetas

Aunque un análisis inicial de parte del Senasag confirmó que Pura Vida cumple con la normativa boliviana e internacional que permite autorizar su importación.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, César Cocarico, se refirió al caso Pura Vida. (Foto: La Razón).
El ministro de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, César Cocarico, se refirió al caso Pura Vida. (Foto: La Razón).

El escándalo originado por el contenido del producto Pura Vida, que elabora el grupo Gloria, llegó hasta Bolivia, donde las autoridades sanitarias anunciaron que iniciarán una evaluación para comprobar si los componentes que posee dicho producto coinciden con lo establecido en su etiqueta, además si no es dañino para la salud.

Según el ministro de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, César Cocarico, de comprobarse que el producto Pura Vida no contiene las propiedades que señala en su envase podría ser obligado a cambiar el etiquetado o incluso podría ser retirado del mercado.

La investigación de los componentes de Pura Vida, que es comercializada por la empresa PIL Andina, está a cargo del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

“Tendría que modificar su etiqueta, veremos el grado de daño que se pueda dar”, declaró el ministro a La Razón de Bolivia, y mencionó como “posible” el retiro del producto si es que está “desorientado completamente”.

“En cuanto a los componentes del producto nos está señalando que tiene varios, por ejemplo, vitamina A, vitamina B, fósforo, por eso, vamos a hacer la evaluación de si lo que ofrece la etiqueta es lo que contiene internamente el producto para poder advertir a la población”, reiteró Cocarico.

Un análisis inicial de parte del Senasag confirmó que Pura Vida cumple con la normativa nacional e internacional que permite autorizar su importación. Ahora se realiza una evaluación de laboratorio que podría demandar unos dos días.

Sin embargo, Cocarico observó que el producto puede generar cierta confusión en la población con por ejemplo la ilustración de una figura de vaca que hace suponer que se trata de un producto derivado de la leche. El Senasag confirmó que se trata de un alimento lácteo.

“En cierta forma cuando uno ve a la figura de una vaca, claro, se deja guiar evidentemente, pero de todas manera tiene un poco de lácteo en su composición. Evidentemente, hay que regular esta situación para que sea mucho más orientadora al consumidor”, señaló.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El Vino de la Semana

El Populacho

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

El Design Thinking no funciona para innovar

Herejías EconómicasGermán Alarco

Salud fiscal, paraísos tributarios y otras r...

Diálogo a fondoFondo Monetario Internacional

La reapertura de Asia: Las políticas adecuad...

Economía para todosCarlos Parodi

¿Libre mercado o mercantilismo?

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO