Tasas de interés negativas de bancos centrales estimulan la pregunta de qué tan bajo pueden llegar

Las tasas de interés por debajo de cero se pueden comer los márgenes de beneficio de los bancos o distorsionar los mercados financieros.

(Bloomberg).- Los bancos centrales están recurriendo a nuevos mínimos para impulsar el retorno de la inflación a sus objetivos.

Los guardianes de estabilidad de precios de la zona del euro, Suiza , Suecia y Dinamarca, ahora están imponiendo tasas de interés negativas en los depósitos bancarios o en la financiación de operaciones que se alimentan a través de la economía real. En el Commonwealth Bank of Australia, los analistas reconocen que casi un cuarto de las reservas de los bancos centrales de todo el mundo ahora acarrean un rendimiento negativo.

Al confundir la idea antigua de que tenían que dejar de recortar los costos de endeudamiento a cero, los responsables de la política monetaria están tratando de estimular el gasto sobre el ahorro. También esperan que sus monedas se debiliten a medida que las entradas de capital se desalientan.

El riesgo es que las tasas negativas resulten contraproducentes y den lugar a una menor demanda. Eso podría suceder si la gente comienza a guardar su dinero bajo el colchón, o si las tasas por debajo de cero se comen los márgenes de beneficio de los bancos o distorsionan los mercados financieros.

A medida que más bancos centrales comienzan, no obstante, las campañas negativas, los economistas están comenzando a cuestionar cuánto pueden disminuir las tasas.

Los analistas de Barclays Plc sugieren que la respuesta puede ser “considerablemente menor” a los menos 75 puntos básicos, que actualmente se observan en Suiza y Dinamarca.

Eso es porque las empresas y los hogares probablemente estén dispuestos a aceptar tasas negativas a cambio de la comodidad de la banca moderna.

Costo Social
El colchón puede ser aceptable para la bisabuela, pero no para el hogar que le gusta pagar por los bienes electrónicamente o para la empresa que necesita pagar salarios cada mes o llevar a cabo grandes transacciones. ¿De hecho, en qué otro lugar fuera de los bancos se podría guardar o mantener seguro montones de dinero en efectivo – físico o virtual -?

Teniendo en cuenta lo mucho que las compañías cobran por cuidar de los lingotes de oro, Capital Economics Ltd. dijo que el costo anual de almacenamiento de efectivo podría ser de alrededor de 0.5%.

Un estudio del Banco Central Europeo en 2012 estimó que el costo social de las transacciones privadas en efectivo en 2.3 céntimos por cada euro, lo que sugiere una tolerancia para incluso tasas negativas inferiores.

El economista de Citigroup Inc ., Willem Buiter, dijo en un informe el mes pasado que “no hay argumentos serios contra la creación de un sistema financiero donde las tasas nominales se pueden establecer con la misma facilidad en menos 5% como en el 5%”.

Nuevas reducciones
El Riksbank de Suecia dice que está abierto a nuevas reducciones, mientras Suiza y Dinamarca pueden verse obligados a ellas si sus monedas amenazan con subir.

El Banco de Inglaterra ha dicho que ya no considera el 0.5% como piso de su índice de referencia, mientras que Barclays dice que el Banco de Japón podría moverse a tasas negativas si necesita más estímulo, en medio de preocupaciones sobre el tamaño de su balance y la disminución del poder de la flexibilización cuantitativa.

“Está claro que el ‘límite inferior cero’ es una restricción mucho menor de lo que se supone en general”, dijo Michael Pearce, economista de Capital Economics en Londres, en el informe. “Estamos en territorio desconocido y nadie sabe dónde se encuentra realmente el límite inferior”.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Dolor y gloria

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

ROMPECABEZAS Y LECTURAS NO RECOMENDADAS.

La Economía de la ExperienciaContinuum

¿Contratarías a Steve Jobs para tu equipo d...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Proyectos al microscopio

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

A recuperar el sentido de la urgencia

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO