“A una empresa ética y con buena reputación le cuesta menos endeudarse”

Jorge Medina, CEO de Ernst & Young en el Perú y presidente del Comité de Gestión Ética de IPAE, explicó que, si bien a algunos empresarios les resulta difícil cumplir con la ley al inicio, está probado que quienes lo hacen se convierten en los preferidos del mercado.

Si hay dos cosas comprobadas sobre la ética empresarial, una de ellas es que cuesta cumplir con la ley, pero quien logre hacerlo obtendrá tal reputación y credibilidad empresarial que terminará siendo el favorito de los clientes, llegando incluso a obtener beneficios a nivel financiero.

Así lo consideró Jorge Medina, CEO de Ernst & Young en Perú y presidente del Comité de Gestión Ética de IPAE, quien cree que la Ética Empresarial, aunque poco arraigada en el Perú, terminará siendo tan popular como la Responsabilidad Social Empresarial o el Buen Gobierno Corporativo.

“A una empresa ética, con buena reputación, le cuesta menos endeudarse. Los bancos le prestarán a menores costos, va a poder emitir bonos o salir a la Bolsa. ¿A quién no le gusta estar en una empresa con buen branding o ética?”, señaló el ejecutivo.

En el Perú, un 54% de la ciudadanía cree que las empresas privadas son corruptas. La opinión sobre los empresarios tampoco es muy halagadora, ya que a nivel nacional se percibe que 66% de ellos son corruptos. Para Medina, esta situación termina quitándole oportunidades de crecimiento al sector.

Cuestión de confianza
Medina también reconoce la encrucijada de los empresarios. “Entre dar una coima y dejar de pagar la planilla de sueldos, que es peor, optar por la primera opción tiene mucha lógica”, detalló. Sin embargo, el ejecutivo advirtió que esa lógica no se justifica: se resuelve un problema temporal, pero se echa a andar un círculo vicioso donde se cree que “esa es la manera de operar”.

A esto hay que sumarle la percepción negativa que también se tiene de las instituciones: el Poder Judicial, la Policía y los empresarios son corruptos. “Nadie confía en nadie”, lamentó Medina. ¿Hay acaso alguna solución? Para el ejecutivo, la clave está en aplicar la ética en conjunto.

“Hay que tender puentes y no hacer esto solo. Se requiere liderazgo y credibilidad, así como una decisión de que tenemos que empezar a confiar entre nosotros —detalló— y para esto hay dos actores principales: los medios de comunicación y la academia”.

¿Hay asidero para la Ética Empresarial en un país donde el 51% de su población cree que la corrupción es su principal problema? “Hace 10 años, no se entendía cómo la buena gobernanza ayudaba a la empresa a ser más eficiente. Dentro de unos cuatro años, quien que no tenga programas anticorrupción auditables, probablemente quedará en desventaja”, aseguró Medina.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Mujer, ejecutiva y trasgresoraZendy Manzaneda Cipriani

Lo importante vs Lo urgente

Síntesis legislativaJosé Ignacio Beteta Bazán

El riesgo es mayor...

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Visual Thinking: Aplicaciones

Agenda LegalEstudio Echecopar

Responsabilidad solidaria en la adquisición ...

Ruarte's - Washington CapitalWashington Lopez

Mercado Americano a la espera del Jackson Hoy...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO