Directores de Ositran que dieron el sí a Chinchero buscan ahora alterar acta

Alfredo Dammert y César Balbuena no han firmado acuerdo que dio luz verde al proyecto. Enviaron oficio para modificar 15 párrafos del acta. Pueden ser sancionados hasta con la destitución.

Gestion.pe

Audios entre Patricia Benavente, Alfredo Dammert y César Antonio Balbuena justificarían la veracidad de las actas de las reuniones entre el 18 y 20 de enero, tal como se muestra en el reportaje de Punto Final.

El 20 de enero de este año, Alfredo Dammert y César Antonio Balbuena votaron a favor del proyecto de adenda que presentó el Ministerio de Transportes para modificar el contrato para la construcción del aeropuerto de Chinchero (Cusco). Ambos participaban en una sesión del directorio de Ositran.

El problema
Cuando acabó la sesión, se le envió a todos los participantes una copia del acta. Dammert y Balbuena decidieron no firmarla.

Dammert envió el 1 de marzo una carta al secretario general de Ositran, Jean Paul Calle, a su nombre y con copia a Balbuena, planteando cambios en la redacción del acta.

Le pide 15 modificaciones de párrafos que consignan declaraciones de ambos.
Por ejemplo, Dammert pide cambiar expresiones como “ser más flexibles” por “analizar”. Otras como que “los directores señalaron su conformidad”, para reemplazarla por “señalaron su conformidad a escuchar” (ver tabla).

Calle responde que muchas de las modificaciones solicitadas “no se ajustan precisamente a lo declarado por ellos durante las sesiones”. Admite cambios solo en dos casos.

El propio Calle envía el 2 de marzo un oficio a Dammert con la desgrabación de su intervención y se les recuerda que la no firma es una falta administrativa que se sanciona hasta con la destitución. Sin embargo, este insiste en que no está de acuerdo y exige una solución.

[Etiqueta]


César Antonio Balbuena (izquierda) y Alfredo Dammert (derecha)

*Los otros cambios *
Dammert habló de un costo social si no se daba luz verde al contrato durante la reunión del 20 de enero. Ahora pretende que esta parte también sea suprimida del acta.

Para justificar su voto a favor de la adenda, añadió que su decisión no obedecía a ningún tema político. Balbuena hizo suyo este mismo argumento. A partir de allí, ambos empezaron a unificar criterios. Basta saber que pidieron tiempo para explicar por escrito su voto a favor de la adenda. El documento que cada uno envió guarda evidentes similitudes.

Postura diferente
Según las actas de las reuniones del 18 y el 20 de enero, que aparecieron en la web del organismo regulador, la expresidenta de Ositran Patricia Benavente anuncia su voto en contra. La polémica provocó que días más tarde renuncie (Gestión 24.01.2017).

En la página 4 del acta de la sesión del 20 de enero, Benavente lamenta que se haya quebrado la unidad del Consejo Directivo de Ositran. Incluso, revela que en la reunión anterior hubo un acuerdo para oponerse a la adenda.
“Lamento (Benavente) que los directores (Dammert y Balbuena) hayan desconocido el acuerdo arribado en la sesión anterior de emitir un voto desfavorable con recomendaciones, sin ningún tipo de argumento legal y sin tomar en cuenta el esfuerzo enorme del equipo respecto a la propuesta constructiva presentada”, reza el acta.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Visiones para el desarrolloCAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Gobernar las ciudades: el rol de los centros ...

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Toy Story 4

Atalaya EconómicaManuel Romero Caro

Nuevos proyectos con sobornos recibirían los...

Te lo cuento fácilLos alumnos de la UP escriben este blog

¿Por qué impulsar las agroexportaciones no ...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO