¿Por qué el 80% de las apps se borran el mismo día que se descargan?

La facilidad para crear apps genera una saturación en el mercado de las app: ya hay más de un millón de aplicaciones disponibles en Google Play y en App Store de Itunes. Snoop Consulting revela las claves a tener en cuenta para evitar la decepción del usuario.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Los desarrolladores se esfuerzan por crear las próximas Angry Birds, Tinder o Instagram. Sin embargo, el universo de aplicaciones es tan amplio y variado que miles de esos programas terminan en el tacho de la basura digital el mismo día en que se descargan.

También lea: Once gadgets que te ayudarán a ahorrar tiempo y dinero


Los usuarios descargan las aplicaciones en función de sus necesidades, si perciben a una aplicación como poco amigable, o que no cumple su función la borran. La ecuación es simple: aplicación ineficaz = aplicación borrada.

Esto genera incertidumbre en las empresas que quieren desarrollar una aplicación que les costará dinero y tiempo.

También lea: Apps: Diez aplicaciones que lo harán lucir como un viajero experimentado

Gustavo Guaragna, CEO de Snoop Consulting, empresa empresa de desarrollo, operación y consultoría de software y servicios informáticos, reflexiona más allá y comenta que la responsabilidad no es sólo del usuario: “La tecnología se ha hecho cada vez más accesible en todo sentido no solo para los consumidores sino también para los que producen. Hoy, es relativamente sencillo y tiene pocas barreras de entrada crear una aplicación para un móvil”.

Esta facilidad para producir aplicaciones genera una saturación en el mercado de las apps, ya hay más de un millón de aplicaciones disponibles tanto en Google Play como en la App Store de Itunes.

Estos datos bien pueden indicar que el mercado tiene una oferta muy superior a la demanda de los usuarios. Entonces, ¿hasta qué punto es rentable el negocio?


Según Gustavo Guaragna, el mercado será próspero siempre que ofrezca productos de calidad para los consumidores: “Sucede como por ejemplo como los procesos editoriales ‘long tail’ que en vez de seguir una distribución normal o uniforme siguen una suerte de distribución, en la que un 50% de lo que se produce se transforma en best seller, y el resto siempre encuentra algún consumidor, pero hay que ver si eso alcanza para mantener la subsistencia”.

Teniendo en cuenta que una aplicación exige tiempo y esfuerzo del usuario, a la vez que requiere tiempo y dinero del productor, se plantea la siguiente interrogante:

¿TODAS LAS EMPRESAS NECESITAN UNA APP?

Están de “moda”, pero la realidad es que tal vez no sea recomendable para todos.


“Somos conscientes que los sistemas informáticos no siempre son la mejor solución para todo. Es una herramienta más para resolver un problema generalmente más complejo. Hay cosas que las computadoras y los dispositivos móviles hacen extraordinariamente bien, para ese tipo de cosas es conveniente hacer una aplicación. Pero no todo se resuelve con una aplicación ni todas las empresas necesitan tener aplicaciones”, aconseja Gustavo Guaragna.

Entonces, ¿Qué deben tener en cuenta las empresas que quieren hacer una app móvil exitosa?: “Lo primero es que sirva para algo”, sentencia como punto de partida Gustavo Guaragna.

El siguiente item es tener un objetivo claro. “Hay que darle al usuario algo más valioso que lo que le estás pidiendo. Tu aplicación tiene que resolverle el problema, tiene que ayudarlo a encontrar lo que está buscando”, dice Gustavo.

Según él, el usuario presta mucho más que su atención cuando decide descargar una aplicación, “nos presta su confianza y su tiempo”.


Por último, pero no menos importante, se aconseja partir de un idea simple, la aplicación tiene que ser fácil de usar, intuitiva y estéticamente agradable.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

Cuidado con el populismo

El Vino de la Semana

Restaurante Don Rosalino

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Perspectivas IBM: habilidades y empleo del fu...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO