Suecia advierte sobre normas laxas para firmas de 'fintech'

Como cerca de un tercio de las empresas ‘fintech’ en Europa esquivan la vigilancia regulatoria, Suecia afirma que llegó la hora de cerciorarse de que la industria cuente con una supervisión adecuada.

La actitud cautelosa de Suecia es producto de un par de quiebras en el sector de fintech del país. (Foto: Reuters)
La actitud cautelosa de Suecia es producto de un par de quiebras en el sector de fintech del país. (Foto: Reuters)

(Bloomberg).- La fintech, un término que combina las palabras en inglés “finance” y “technology” para referirse a la tecnología destinada a los servicios financieros, es el futuro de la banca.

Pero como cerca de un tercio de las empresas de ese sector en Europa esquivan la vigilancia regulatoria, Suecia afirma que llegó la hora de cerciorarse de que la industria cuente con una supervisión adecuada.

Uldis Cerps, asesor sénior de la Autoridad de Supervisión Financiera de Suecia (FSA, por su sigla en inglés), dice que le preocupa que en su afán por apoyar una industria que transformará el mundo, los entes reguladores queden atrapados en una espiral descendiente con estándares cada vez peores.

“Es muy importante que los supervisores tengan en cuenta su función, que haya un campo de juego razonablemente parejo, para que los estándares de supervisión no se usen como una especie de carnada para las empresas”, dijo Cerps en entrevista por teléfono desde Estocolmo.

La Autoridad Bancaria Europea estima que cerca de 500 de las aproximadamente 1,500 empresas de fintech de la región no están reguladas. Por su parte, los productos y servicios que ofrecen se están incorporando rápidamente al sistema financiero. Las empresas que sí son objeto de cierto grado de evaluación regulatoria están sujetas a normas muy distintas según el país, de acuerdo con la ABE.

La actitud cautelosa de Suecia es producto de un par de quiebras en el sector de fintech del país. Hace dos años, la empresa de préstamos entre particulares TrustBuddy se AB declaró en bancarrota después que una nueva administración detectó indicios de “mala conducta grave”, lo que incluye el uso no autorizado del capital de las entidades de préstamo.

“Hay muchas innovaciones tecnológicas que podrían hacer más accesibles, baratos y eficientes los servicios financieros para clientes minoristas, profesionales e institucionales. De eso no cabe duda”, dijo Cerps. “La pregunta que tenemos que responder es: ¿Qué papel juegan las autoridades de supervisión en todo eso?”.

Dinero
Por su parte, los inversores (muchos de ellos bancos) siguen poniéndole dinero a la industria. Se proyecta que las startups europeas financiadas con capital riesgo levanten el récord de US$ 2,000 millones este año, casi el doble que en el 2016, según un informe de CB Insights.

Suecia se transformó en un centro importante para la industria en Europa. Hoy, cerca del 20% del financiamiento de la fintech europea va al país, y a nivel global per cápita, Estocolmo solo es superada por Silicon Valley en la producción de “las startups de tecnología de tasación más elevada”, según un informe encargado por la Global Fintech Hubs Federation y publicado en abril.

Conocida por su dureza con los bancos, ahora Suecia trata de armar un marco regulatorio que proteja a los consumidores de las empresas de fintech sin paralizar la innovación de la industria. El gobierno solicitó a la FSA que presentase una propuesta para fin de año. Cerps la evaluará.

Una solución analizada por los reguladores son los llamados “sandboxes”, o centros de innovación, donde empresas y supervisores trabajan juntos para probar nuevas tecnologías y sus ramificaciones normativas antes de comercializarlas. Tras una primera aplicación en el Reino Unido en 2014, decenas de países están haciendo esto. Suecia también está evaluando el modelo, dijo Cerps.

Según Cerps, los reguladores deben tener en cuenta los riesgos de diseñar sandboxes que distorsionen la competencia. “Como organización muy atenta a los conflictos de intereses de los demás, es muy importante que tengamos en cuenta nuestros posibles conflictos de interés”, dijo él.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Innovar o ser cambiado: YAPE vs Bancos

Economía para todosCarlos Parodi

Deterioro de expectativas

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

La espera que desespera

Moda Inc.Daniel Trelles

Fresh Faces: Leticia Wiemmes

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO