Editorial: A ver si ahora sí

Editorial de Gestión. “Aunque con los datos de un solo mes no se podría hablar de un cambio de tendencia, sí se trata de una cifra a tener en cuenta”

PRODUCCIÓN Y PRECIOS. La última ocasión en que el consumo interno de cemento creció fue mayo del año pasado (2.35%). Trece meses después, este indicador ha vuelto a mostrar una variación positiva (3.45%) y como representa tres cuartas partes del PBI de la construcción, todo apunta a que en junio pasado este sector registró una expansión –su otro componente, el avance de obras públicas, también se recuperó–. La construcción estuvo contrayéndose desde setiembre del 2016 y aunque con los datos de un solo mes no se podría hablar de un cambio de tendencia, sí se trata de una cifra a tener en cuenta.

Si sumamos la consolidación de la pesca –que incide en la industria primaria– y el repunte de la minería luego de tres meses malos, el primer semestre del año habría terminado con más sectores en azul de lo que se esperaba. Estos resultados contrastan con los de otros rubros como el crédito bancario, que sigue desacelerado, o el pobre desempeño de la inversión del Gobierno nacional y de los gobiernos regionales, que apenas aumentó 0.32% (tras cuatro meses de retrocesos).

El informe de avance que presenta el INEI no contiene datos actualizados de la manufactura,ni del comercio y otros servicios. Hasta mayo, el componente
no primario de la primera y los otros dos sectores continuaban explicando gran parte del enfriamiento de la economía peruana. Habrá que esperar
hasta el 15 de este mes para saber cómo les fue en junio. Con respecto a los precios, la debilidad de la inversión se refleja en el índice de precios de
maquinaria y equipo, que se redujo 0.71% en julio, acumulando en lo que va del año una variación negativa de 3.37%.

La disminución se observa en los dos componentes del indicador: el nacional y el importado. Los precios de materiales de construcción sí han aumentado, aunque a un ritmo modesto: 0.08% en julio y 0.68% entre enero y julio. Ambos
indicadores son exclusivos para Lima y Callao.

Con respecto a los precios al consumidor, luego de un trimestre de ajustes tras el salto de marzo originado por El Niño costero, la inflación en la capital volvió a registrar un nivel “normal” en julio: 0.2%, con lo que el dato anualizado se sitúa en 2.85%, es decir, dentro del rango meta del BCR (entre 1% y 3%). A nivel nacional, la inflación anualizada todavía está ligeramente por encima del rango (3.04%), pero la variación de los precios también se ha normalizado.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

Una tienda tech online para continuar en casa

Más allá del efectivoFelipe Rincón

El factor COVID-19: La potenciación de la tr...

Ruarte's - Washington CapitalWashington Lopez

GRANDES OPORTUNIDADES DE INVERSION: “AÑO F...

Evidencia para la gestiónVidenza Consultores

Si Vallejo los viera

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO