Defensoría exhorta a nuevas autoridades a mantener operativos sus portales web

Jefa del Programa de Descentralización y Buen Gobierno, Mónica Callirgos, afirma que la información debe actualizarse mensualmente o trimestralmente.

El Defensor del Pueblo (e), Eduardo Vega Luna, informó que se ha verificado que algunos gobiernos regionales -como Apurímac, Junín y Loreto-, así como algunas municipalidades -como la de Lima Metropolitana y las provinciales de Huánuco y Ancash- tienen inoperativos sus portales de institucionales o páginas web, por encontrarse en mantenimiento o en restructuración.

“El cambio de gestión regional o local puede traer consigo el rediseño o restructuración de las páginas web o portales institucionales de la entidad. Sin embargo, ello no puede impedir el acceso a la información mínima establecida en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y su reglamento, la cual debe estar a disposición de los ciudadanos y ciudadanas de manera permanente en sus respectivos portales de transparencia estándar que forman parte del portal institucional”, dijo La Jefa del Programa de Descentralización y Buen Gobierno, Mónica Callirgos Morales,

Asimismo, la representante de la Defensoría del Pueblo refirió que la información debe actualizarse mensualmente o trimestralmente. Por ello, señaló que existe información correspondiente a la gestión anterior que se puede mantener hasta que sea debidamente actualizada.

Finalmente, recomendó emplear avisos de sinceramiento en los enlaces de aquella información que la entidad considere que necesariamente debe ser actualizada antes de su publicación.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Diálogo a fondoFondo Monetario Internacional

El delicado equilibrio fiscal de Colombia

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

Lanzamiento del Huawei Y9

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

PLATOS ROTOS Y MARTILLOS. OLVÍDESE DEL BRAIN...

Termómetro para el desarrolloBanco Mundial

Bretton Woods: 75 años de solidaridad con Am...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO